Guía de tramitación hereditaria de productos ABANCA

Desde ABANCA somos conscientes de las dificultades que supone la tramitación de una herencia. Por ello, en la medida de lo posible, tanto desde la oficina como desde nuestros servicios centrales, queremos facilitarte al máximo todos los trámites.

Para que conozcas con claridad el proceso, te facilitamos la siguiente guía donde, de un modo general, te detallamos en qué consiste, aunque has de tener en cuenta que al tratarse de una guía genérica puede que tu caso particular requiera de otros trámites adicionales.

Si quieres, puedes saber más aquí sobre la documentación que debes presentar, además de la que te indicamos en esta guía, o descargar una versión para imprimir de esta guía.

1. Debéis informarnos del fallecimiento

Una vez nos informéis del fallecimiento, nos pondremos en marcha para iniciar todos los trámites necesarios. Ten en cuenta que solo podemos facilitar información de las posiciones del fallecido a quienes acrediten ser herederos u otras personas facultadas para ello.

2. Necesitamos que nos aportéis la siguiente documentación

Si el fallecido tenía contratado alguno de los siguientes productos: Planes de Pensión, Seguros de Vida o Préstamo Hipotecario, a mayores de dicha documentación, será necesario presentar la que te indicamos aquí.

A partir de ese momento, nuestros servicios jurídicos determinarán a quién procede facilitar la información y entregar los certificados de posiciones bancarias necesarios para continuar la tramitación. La tramitación hereditaria tiene coste.

3. Os explicamos las acciones que realizaremos con cada uno de los productos del fallecido

Con la finalidad de salvaguardar los intereses de todos los herederos y cumplir con la normativa fiscal, ABANCA dará de baja a los autorizados de cuentas, en caso de que fuesen de titularidad única y bloqueará los saldos, productos y medios de pago del fallecido: banca electrónica, tarjetas financieras, libretas, telepeajes, etc. Además, te detallamos aquí otras acciones que realizaremos respecto de otros productos:

4. Os hacemos entrega de los certificados

Necesitaréis estos certificados para liquidar correctamente el impuesto de sucesiones y donaciones y para conocer todas las posiciones que el fallecido tenía con nosotros. Os los entregaremos en vuestra oficina habitual, o en la más cercana a vuestro domicilio.

5. Para poder continuar, necesitamos que todos los herederos aportéis justificante del pago del impuesto de sucesiones y donaciones (modelo 650)

Este requisito es una obligación para todos los herederos del fallecido, con independencia de que la liquidación resulte a pagar o no o de las exenciones personales que se puedan aplicar.

Una vez hayáis pagado el impuesto, tendréis que presentarnos la documentación acreditativa, de lo contrario, y en cumplimiento de la normativa fiscal, no podremos continuar con los siguientes pasos.

6. Antes de finalizar, es necesario recoger la firma de todos los herederos para poder repartir la herencia

Una vez verifiquemos que toda la documentación está correcta, contactaremos con vosotros para poner a vuestra disposición los distintos productos del fallecido.

Salvo en los casos en los que exista un reparto o adjudicación concreta, los bienes del fallecido conforman una masa indivisa y, por tanto, cada uno de los herederos NO hereda una parte concreta de cada uno de los bienes que la integran, sino que TODOS son propietarios de TODA la herencia conjuntamente considerada. Por tanto, de no haber reparto, a todos os corresponderá decidir el destino de cada uno de los bienes del fallecido (cancelar cuentas, disponer de saldo, cambiar titularidad…) Esto significa que, salvo excepciones, para disponer o ejercer cualquier otro derecho sobre un bien de la herencia, será imprescindible la FIRMA DE TODOS LOS HEREDEROS, ABANCA hará efectiva la disposición de saldos, cambios de titularidad y/o cancelaciones que los herederos conjuntamente nos solicitéis.

Si en el testamento se establecen legados, salvo que se incluya la facultad para tomar posesión del mismo, serán los herederos (o el contador-partidor, si lo hay y ha sido requerido) quienes habrán de disponer de los bienes legados y realizar su entrega al legatario y, de no hacerlo, será el legatario el que deberá de solicitarles su entrega.

En caso de que la persona fallecida tuviese fondos de inversión, planes de pensiones o seguros, realizaremos las gestiones con las gestoras o aseguradoras para el reparto o pago. ABANCA se compromete a entregarles a estas empresas la documentación que nos facilitaste. Además, trataremos de que respondan en el plazo más breve posible, pero debes tener en cuenta que la tramitación de este tipo de productos puede alargarse en el tiempo en comparación con otros en los que no interviene un tercero. En todo caso, os mantendremos informados del estado de la tramitación.

En caso de que los herederos no puedan acudir conjuntamente a firmar a una misma oficina, podrán otorgar un poder notarial a favor de otras personas para que lo represente o, desde ABANCA, facilitamos, la posibilidad de que acudáis a distintas oficinas.