Ayudas al alquiler para personas en situación de vulnerabilidad

A raíz de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, el Gobierno español ha adoptado diferentes medidas para hacer frente al impacto económico y social, entre otras, una iniciativa para que las entidades bancarias podamos ofrecer ayuda a aquellos arrendatarios que en estos momentos no puedan hacer frente al pago de sus alquileres como consecuencia de circunstancias sobrevenidas debidas a la crisis sanitaria del COVID-19.

Esta ayuda para el alquiler, según se detalla en la normativa que ponemos a tu disposición más abajo, consiste en la creación de una línea de avales con total cobertura por parte del Estado para que podamos ofrecer financiación a arrendatarios en situación de vulnerabilidad económica con un plazo de devolución de hasta seis años, prorrogable excepcionalmente por otros cuatro y que no comportará ningún tipo de gasto o intereses para quien lo solicite (0%TAE), siendo estos subvencionados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA). Esto es: un préstamo que abonaremos directamente a tu arrendador para hacer frente a un máximo de seis mensualidades, que podrás devolver a lo largo de los próximos seis años, sin que tengas que pagar ni gastos ni comisiones (0%TAE).

Tienes toda la información legal en la siguiente normativa:

Ten en cuenta que, si todavía no eres cliente de ABANCA, para poder estudiar tu solicitud, debes darte de alta previamente como cliente. Puedes hacerlo de forma online contratando la Cuenta Clara. Infórmate de las condiciones.

¿Qué condiciones deben cumplir los solicitantes?

Esta línea de ayudas está destinada a los arrendatarios de vivienda habitual (personas físicas, incluidos autónomos), residentes en España, con contrato en vigor suscrito al amparo de la Ley 29/1994, de Arrendamientos Urbanos, que se encuentre en situación de vulnerabilidad económica a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, siempre que reúnan todos los requisitos siguientes:

  • Que el arrendatario o alguno de los miembros de la unidad familiar esté afectado por una circunstancia que implique una reducción de ingresos consecuencia de estar en alguna de estas situaciones: desempleo; expediente temporal de regulación de empleo (ERTE); que haya reducido su jornada por motivo de cuidados; por cese de su actividad de los trabajadores por cuenta propia u otras circunstancias similares que impliquen una reducción de ingresos.
  • Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar a la que pertenece no alcance, en el mes anterior a la solicitud de la ayuda, cinco veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM): 2.689,20€.
  • Que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, la renta arrendaticia más los gastos y suministros básicos, resulta superior o igual al 35% de los ingresos netos que percibe el conjunto de los miembros de la unidad familiar a la que pertenece. A estos efectos, se entenderá por “gastos y suministros básicos” el importe del coste de los suministros de electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, de los servicios de telecomunicación fija y móvil y las contribuciones a la comunidad de propietarios de la vivienda habitual que corresponda satisfacer al arrendatario.

¿Qué documentación se debe aportar?

La concurrencia de las circunstancias a las que se refiere el apartado anterior se acreditarán mediante la presentación de la siguiente documentación (la que en cada caso corresponda para justificar tu situación):

  1. Percepción de ingresos por los miembros de la unidad familiar:

    • En caso de situación legal de desempleo: Certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.
    • En caso de cese de Actividad de los Trabajadores por cuenta propia: Certificado expedido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
  2. Número de personas que habitan la vivienda:

    • Libro de familia o documento acreditativo de la inscripción como pareja de hecho.
    • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos.
    • DNI y domicilio del solicitante.
  3. Titularidad de los bienes: Certificado catastral o Nota simple del servicio de índices expedidos por el Registro de la Propiedad en relación con cada uno de los miembros de la unidad familiar.

  4. Arrendamiento:

    • Contrato de arrendamiento en vigor en el que figuren los datos del arrendador.
    • En el caso de que no figure en el contrato de arrendamiento, cuenta corriente a nombre del arrendador.
  5. Declaración responsable del arrendatario relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes. Este documento se generará con los datos de la solicitud y se firmará posteriormente.

En el caso de que el arrendatario no pudiese aportar alguno de los documentos detallados en los apartados anteriores deberá aportar una declaración responsable que incluya justificación expresa de los motivos, relacionados con las consecuencias de la crisis del COVID-19, que le impiden tal aportación. Más abajo te facilitamos un modelo que puedes utilizar.

Finalmente, en relación con la información y/o documentación que se debe aportar, garantizas que, antes de facilitar a ABANCA cualquier dato relativo al resto de los intervinientes en el préstamos, al arrendador y/o a los miembros de la unidad familiar a la que pertenezcas, habrás obtenido sus respectivas autorizaciones para el tratamiento de sus datos por ABANCA con la finalidad de tramitar la solicitud de las ayudas y del préstamo correspondiente, así como para la comunicación de sus datos por ABANCA a las Administraciones y organismos competentes.

¿Cómo y hasta cuándo puedo solicitar esta ayuda?

Puedes solicitar esta ayuda para el alquiler antes del 30 de septiembre de 2020. Para ello, puedes iniciar tu solicitud a través de este formulario. Recuerda que, para poder tramitarla, debes adjuntar en el formulario la documentación referida en el apartado anterior.

En cualquier caso, ten en cuenta que, si no puedes aportar alguno de los documentos, podrás sustituirlo transitoriamente mediante una declaración responsable que incluya la justificación de los motivos que te impiden tal aportación. Posteriormente, dispondrás de un plazo máximo de 3 meses tras la finalización del Estado de Alarma o, en su caso, de sus prórrogas, para completar la entrega de la documentación solicitada.

En caso de no entregar en dicho plazo esta documentación, o si la documentación aportada no justifica el cumplimiento de todos los requisitos, se procederá al vencimiento anticipado del préstamo, exigiendo al arrendatario la amortización inmediata de las cantidades adeudadas. De igual forma, la Entidad no podrá realizar nuevos desembolsos con cargo al préstamo concedido para atender el pago de nuevas mensualidades que, conforme al contrato de arrendamiento, proceda abonar al arrendador.

En el caso de tener contratada la banca móvil o la banca electrónica, existe la posibilidad de firmar los documentos contractuales y sus anexos a través de firma a distancia. Tu gestor te informará de los pasos a seguir.

Para cualquier duda o consulta puedes contactar directamente con tu gestor u oficina. Recuerda que, por motivos de salud, algunas oficinas estarán temporalmente cerradas. Antes de acercarte a una de nuestras oficinas, consulta los horarios y el protocolo de acceso.

¿Cuándo recibiré la ayuda?

La solicitud de ayuda para el alquiler será efectiva en el momento en que se compruebe que has aportado toda la documentación requerida y firmado el contrato del préstamo. Si algún documento presentado es incorrecto, está incompleto, falta parte de la documentación o no justificas la imposibilidad de aportarla, recibirás una comunicación en dicho sentido.

¿En qué consiste esta ayuda? Importe máximo y devolución

Las solicitudes válidas recibirán:

  • Abono del importe correspondiente a seis meses de la renta pactada en el contrato de arrendamiento, con un máximo de 5.400€, correspondiente a una renta mensual de 900€, que efectuaremos directamente al arrendador.
  • Devolución del préstamo formalizado con ABANCA en un plazo de seis años, pudiéndose ampliar excepcionalmente a otros cuatro años más, y con posibilidad de carencia por un plazo máximo de seis meses.
  • No se devengarán intereses ordinarios y los asumirá el MITMA.

Consecuencias de la aplicación indebida por el arrendatario de las medidas para la ayuda del alquiler

Por último, queremos recordarte cuáles serían las consecuencias si incurres en falsedad, ocultación o inexactitud relevante al presentar los documentos o la declaración responsable:

  • Serás responsable de los daños y perjuicios que se hayan podido producir, así como de todos los gastos generados por la aplicación de estas medidas de ayuda, sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden a que tu conducta pudiera dar lugar.
  • Si el préstamo estuviera pendiente de abonarse, en todo o en parte, se cancelará el abono de las cantidades pendientes y deberás proceder a la inmediata amortización anticipada del préstamo.
  • Se exigirá el reintegro de los gastos e intereses satisfechos por el préstamo, a cuyo importe se le aplicará el interés de demora. -También incurrirás en responsabilidad si voluntaria y deliberadamente, buscas situarte o mantenerte en los supuestos de vulnerabilidad económica con la finalidad de obtener la aplicación de estas medidas.

Para saber más...

DUDAS

DOCUMENTACIÓN