Tarjeta
ABANCA Personal

Eres un cliente especial. Ahora también con una tarjeta especial, que es de crédito y de débito al mismo tiempo. Para manejar tu dinero de la manera más flexible. Y que te identifica en cualquier punto de la red ABANCA como el cliente especial que eres.

Si ya eres cliente de ABANCA Personal sabrás que nos gusta ofrecerte los servicios que más se ajustan a ti. Por eso presentamos la tarjeta ABANCA Personal, diseñada pensando en tus necesidades.

Una tarjeta de crédito que te permitirá también retirar dinero a débito en cajeros, y que te dará atención prioritaria en oficinas o que te ofrecerá un horario único para ti. La nueva tarjeta ABANCA Personal es la llave de acceso a los productos y servicios más exclusivos. Y con las mejores condiciones de una tarjeta, como no pagar comisiones de cambio de divisa cuando la utilices en el extranjero. Otra forma más de demostrarte que, por encima de todo, importas tú.

La tarjeta más flexible para tus pagos

La tarjeta ABANCA Personal te ofrece diferentes opciones de pago para que puedas financiar tus gastos, sin trámites y de forma sencilla. Decide, compra a compra, cómo quieres pagar: a final de mes, a plazos hasta en 12 meses o pagando una cuota fija mes a mes. Y no necesitarás más que tu tarjeta ABANCA Personal y tu móvil. Sin explicaciones ni papeleos. A tu ritmo y con total comodidad.

Paga a fin de mes

Todas las compras que hayas realizado con esta tarjeta se cargarán en tu cuenta a final de mes, por defecto. Así podrás, por ejemplo, adaptar más cómodamente los cargos de la tarjeta a tus ingresos. También podrás aplazar una determinada compra (o las que quieras): solo tienes que cambiar la forma de pago de esa operación antes de la liquidación y elegir la modalidad de aplazamiento que desees, a plazos o pagando cada mes una cuota constante. ¡Te lo contamos!

Pago a plazos

Para que gastos puntuales no te descontrolen un mes, puedes dividir los pagos a 3, 6, 9, 10 o 12 meses sin intereses: pagarás solo una comisión de apertura con la primera mensualidad. Esta comisión dependerá del número de plazos que escojas. Por ejemplo, si tienes imprevistos y tienes que pagar 3000€, puedes elegir devolver el importe en 12 meses. Si eres cliente de ABANCA y tu tarjeta te sale gratis, se aplicaría un TIN 0%, TAE 7,82% y pagarías una cuota inicial de 370 € (este importe incluye la comisión máxima por aplazamiento del 4%, es decir, 120 €) y once cuotas restantes de 250 €. El importe total a pagar sería de 3120€ y el coste total de la financiación serían esos 120€.

En cambio, si tu tarjeta no está bonificada, tomando como ejemplo anterior, se aplicaría TIN 0%, TAE 13,08%. En este caso, la cuota inicial sería de 370 € (que incluye 120€ de comisión de aplazamiento) y las once cuotas restantes de 250€. Además, a los tres meses de contratación de la tarjeta, se cobrarían 75€ de comisión de emisión y mantenimiento de la misma. El importe que pagarías en total sería de 3195€ y el coste total de la financiación serían 195 €, que incluye el importe de las comisiones y nada en concepto de intereses.

O pagando cada mes una cuota constante (modalidad revolving)

La tarjeta ABANCA Personal también te permite financiar tus operaciones en una modalidad revolving conocida como cuota fija. Puedes elegir una cuota a pagar cada mes pero, cuanto más gastes, más tardarás en devolver el dinero, ¡tenlo en cuenta!

¿Quieres un ejemplo para entenderlo mejor? Para una compra de 3000 euros a pagar en 48 meses, si eres cliente de ABANCA y no pagas comisión de emisión y mantenimiento por tu tarjeta, se aplicaría TIN 7,95%, TAE 8,25% y pagarías 47 cuotas de 73,17 euros y una última cuota de 73,03 euros. El importe total que acabarías pagando serían 3512,06 euros, de los que 512,06 euros serían intereses. El coste total de la financiación serían esos 512,06 euros.

En cambio, si tu tarjeta no está bonificada, tomando como referencia el anterior ejemplo, se aplicaría TIN 7,95%, TAE 13,17% y pagarías 47 cuotas de 73,17 euros y una última cuota de 73,03 euros. El importe total que pagarías en total sería de 3812,06 euros, de los que 512,06 euros serían intereses y 172 euros corresponderían a comisiones de emisión y mantenimiento de la tarjeta (75 euros cada año). El coste total de la financiación serían 812,06 euros.

Ten en cuenta que nuestras tarjetas se liquidan por periodos mensuales que empiezan el día 20 y acaban el día 19 del mes siguiente, cobrándose el resultado el último día de este segundo mes. En el ejemplo anterior hemos supuesto que la operación se hace el primer día de un mes. Este ejemplo es meramente representativo y no se corresponde con la forma pactada en el contrato de tarjeta, a la que se ajustará la liquidación de las operaciones.

Recuerda que puedes elegir la cuota fija mensual que deseas pagar desde el 2% del límite de crédito de tu tarjeta, con un mínimo de 30 €, que será lo que abones independientemente de lo que hayas gastado en ese mes, y que podrás amortizar la parte de la deuda que desees, incluso la totalidad, en cualquier momento y sin ningún coste.

El sistema de amortización de esta forma de pago revolving se denomina Amortización Parcial con Cuota Constante: en cada fecha de liquidación mensual, pagarás un importe igual todos los meses, que incluye el pago de los intereses correspondientes al periodo de liquidación y la parte de devolución del crédito dispuesto hasta completar el importe de la cuota elegida. Y recuerda: cuanto mayor sea el crédito dispuesto, mayor será el plazo de devolución.

Recuerda que puedes variar la cuota en cualquier momento y todas las veces que quieras, a través de tu móvil, banca electrónica o llamando al 981 910 522.

Cómo funciona el aplazamiento

No puede ser más fácil aplazar tus compras: puedes hacerlo cuando quieras y donde quieras. Cuando compres algo con tu tarjeta ABANCA Personal, ya sea una compra física o en internet, por defecto se te pasarán los cobros a final de mes. Cuando quieras modificar la forma de pago de cualquier compra, puedes hacerlo a través de tu banca electrónica o banca móvil. Tendrás que hacerlo desde el menú 'Tarjetas' y allí seleccionar la nueva forma de pago que quieras aplicar. Y puedes hacer este aplazamiento desde el momento en el que se registre la compra hasta la fecha de liquidación de la tarjeta.

Y por si fuese poca toda la flexibilidad que ya te da la tarjeta ABANCA Personal, si en algún momento no quieres seguir pagando intereses de las operaciones que hayas aplazado con la modalidad de pago en cuota fija, puedes amortizar tu deuda cuando quieras.

A débito o a crédito

La tarjeta ABANCA Personal también te hará la vida más fácil en los cajeros automáticos. Tú eliges cómo prefieres retirar efectivo del cajero, con solo apretar un botón.

Siempre que vayas a retirar dinero con esta tarjeta, podrás elegir la forma de pago que más te interese: si quieres que se realice a débito o si prefieres que te la carguemos a final de mes. Y lo decidirás operación a operación, según te convenga. Solo tienes que apretar el botón correspondiente. Nada más fácil.

Si has seleccionado a débito, no te aparecerá en el extracto de la tarjeta ABANCA Personal, sino en el de la cuenta que tengas asociada a ella. Si seleccionas la opción a crédito, la operación se realizará con pago a fin de mes. Recuerda que también podrás realizar el aplazamiento de esa operación, con pago a plazos, o con pago a plazos de cuota fija, como tú desees.

Cuando saques dinero fuera de España, y si el cajero no te permite seleccionar la opción débito o crédito, consideraremos que es una operación a débito.

Atención prioritaria en oficinas

Y si llevas tu tarjeta ABANCA Personal te abriremos nuestras mejores puertas. Te atenderemos en nuestras oficinas sin que tengas que hacer colas ni esperas. Y si lo deseas, te atenderemos en un horario especial. Solo para ti.

Perfecta para
tus viajes

Esta es una tarjeta que se adapta a tu ritmo de vida, que es perfecta para tus viajes personales o profesionales y que te cubre las espaldas estés donde estés, con la más amplia cobertura de seguros.

Descuentos en combustible y otras ventajas

  • Descuento en gasolineras. Si pagas con la tarjeta ABANCA Personal tendrás el 5% de descuento en tus compras en las gasolineras Galp Energía adheridas, tanto en combustible para tu vehículo como en todos los productos de sus tiendas, con un límite mensual de facturación de 600 €. Y además, en las otras gasolineras te haremos un 2% de descuento si ese mismo período de liquidación realizas otros 5 pagos con tu tarjeta ABANCA Personal, en cualquier establecimiento, con tal de que no sean gasolineras o pagos de autopistas.
  • Privilegios EURO 6000. Con tu tarjeta ABANCA Personal también te beneficiarás del programa de descuentos Privilegios EURO 6000, con bonificaciones en hoteles, viajes y otros establecimientos. ¡Solo por utilizar tu tarjeta! Puedes consultar todos los locales adheridos a la campaña en la web de Privilegios EURO 6000.

¡Sin comisión de cambio de divisa!

Las ventajas de tu tarjeta se mantienen aquí o estés donde estés. Con tu Tarjeta Visa ABANCA Personal podrás realizar tus compras y retirar dinero en el extranjero sin pagar comisiones por cambio de divisa y al tipo de cambio oficial que aplica Visa, ni un céntimo más.

SEGUROS GRATUITOS

Al poseer la tarjeta ABANCA Personal dispones de coberturas vinculadas a ella, de forma totalmente gratuita y automática. Por ejemplo:

  • Un seguro por robo o atraco en cajero y también por uso fraudulento de tu tarjeta, en caso de que la hayas extraviado o te la hayan robado.
  • Un seguro de accidentes en transporte público, cuando el billete lo hayas comprado con la tarjeta ABANCA Personal. La cobertura llega hasta 500.000 euros.
  • Un seguro de asistencia en viajes, de nuevo cuando el billete lo hayas comprado con tu tarjeta ABANCA Personal. Este seguro cubre retrasos de viaje o equipaje, cancelación por huelga, etcétera.
  • Un seguro con coberturas para tu vehículo de alquiler, algo que solo te ofrece esta tarjeta (hasta 5 plazas).
  • Un seguro de robo de compras: si te sustraen algo que hayas pagado con la tarjeta ABANCA Personal y no han pasado más de 90 días desde el momento de la compra, te devolveremos el importe.
  • Un seguro de daños: si por accidente el producto que has comprado recientemente (90 días) con la tarjeta ABANCA Personal sufre algún daño, también te devolveremos el importe.

Si quieres, puedes ampliar la información sobre las coberturas del seguro por robo o uso fraudulento o las coberturas del seguro de accidentes y asistencia en viaje para los titulares de la tarjeta.

banner-tarjeta

Me importas tú

Eres un cliente diferente y mereces una banca diferente. ABANCA Personal es un servicio hecho por y para ti, con productos y servicios exclusivos porque, por encima de todo, importas tú. Descubre todas las ventajas que te esperan, además de tu tarjeta ABANCA Personal.

1% menos en tus compras

Además de todas las ventajas y flexibilidades que te ofrece tu tarjeta Personal, ahorrarás directamente un 1% en todas las compras que hagas durante los primeros seis meses.

Con tu tarjeta ABANCA Personal además de ofrecerte unas tarifas muy competitivas de financiación respecto a lo que ofrece actualmente el mercado, te devolveremos el 1% de todas las compras que realices tanto en comercios físicos como en tiendas online, durante los seis primeros meses desde la activación. No se incluirán en esta promoción las compras que realices en gasolineras.

El límite máximo para esta promoción es 10 € al mes por persona acreditada, lo que incluye la tarjeta principal y las tarjetas asociadas, si las tienes. El abono correspondiente te lo realizaremos en el crédito de la tarjeta y se producirá en el mismo período de liquidación que las operaciones que generen la devolución.

Sin comisión de emisión ni mantenimiento

Disfruta de todas las ventajas de una tarjeta exclusiva libre de comisiones durante, por lo menos, los dos primeros años.

La tarjeta ABANCA Personal es gratis, sin comisión de emisión ni mantenimiento durante los dos primeros años. A partir del tercero, podrá seguir siendo gratuita si realizas compras con esta tarjeta por un importe superior a 3000 € al año. Si no llegases a este umbral, el coste de la tarjeta sería de 75 € al año.

Siempre estarás informado. Te reportaremos todos los movimientos de tu tarjeta con un extracto más claro, con información detallada de cuánto has pagado, de lo que te queda por pagar y, si has optado por una opción de financiación, de qué intereses estás abonando. Solo necesitas tener tu e-correspondencia activada.

Al instante. Para ayudarte a controlar tus gastos y aumentar la seguridad de tus tarjetas, disponemos de un servicio de alertas que te enviará notificaciones cuando saques dinero o realices compras por encima del importe que tú decidas. Además, siempre que quieras y para tu seguridad, podrás apagar o encender tu tarjeta a través de tu banca móvil.

Si quieres saber más sobre esta tarjeta, puedes consultar toda la información bajo los estándares de la Unión Europea (INE).

Introduce tu número y te llamaremos inmediatamente.
Nuestro horario de atención es de lunes a viernes, de 8 de la mañana a 10 de la noche.